• Jose O. Sala
  • 6 September, 2020

“Salgán – Villegas – Piazzolla”

“Un Corte… unas Quebradas…
Y algunas Historias que merecen ser Contadas!…”

“Salgán Villegas piazzolla”

El tango tiene un “no se qué”!… Mezcla de relatos, sucesos, incidentes, anécdotas y testimonios. Y cuando leemos o escuchamos notas sobre estas historias “tangueras”, nosotros mismos nos asombramos de algunos enredos inimaginables y pensamos en “fábulas” o episodios concebidos por la gente que presenciaron el sonido de los primeros acordes, acompañados de tambores y guitarras, acordeón y flauta, “candombe” y “milongón”, allá por 1860, y que han sido trasladados a nuestros tiempos por generaciones, con las consiguientes innovaciones.

Pero no. Es que las “crónicas” de antes y de ahora, se repiten, de alguna manera, a través del tiempo, involucrando a los creadores, quienes dieron continuidad al 2 x 4 y, por supuesto, a los “revolucionarios” que trajeron nuevos estilos, nuevas tendencias, muchos de ellos llamados de “vanguardia”.

Horacio Salgán, (15/06/1916) estudiaba en el Conservatorio Municipal, y con solamente trece años ya tocaba obras de Beethoven, Chopin y Ravel. Y no se conformaba con la música clásica. Jazz, tango y folklore, entre otros géneros le dieron la oportunidad de crecer enormemente en digitación, técnica y creatividad. En 1960 dirige al famoso “Quinteto Real”, con él mismo en piano. Enrique Francini en violín, Pedro Laurenz en bandoneón, Ubaldo de Lío en guitarra y Rafael Ferro en contrabajo. Recuerdan estos nombres?…Posteriormente, incluye nuevos elementos y se integran al quinteto el virtuoso Antonio Agri, ex primer violín de la orquesta de José Sala (Rosario, 24/04/1909-23/06/1987). y Leopoldo Federico en bandoneón.

Enrique “el Mono” Villegas, ((03/08/1913) a los nueve años, descubrió el “jazz”. Pero el notable pianista y compositor Alberto Williams, (23/11/1862 -17/06/1952) mediante su educación musical, le da la posibilidad de practicar todos los géneros. Gran admirador de Art Tatum, “Fats” Waller y Duke Ellington, entre otros, originalmente se lo escucha ejecutar jazz magistralmente, música clásica, folklórica y tango. En 1953 escribe la música de “Un tranvía llamado deseo”, de Tennessee Williams, que se estrena en el Teatro “Casino”, con la compañía de Mecha Ortiz.

Astor Piazzolla, (11/03/1921) Nació en Mar del Plata, pero desde los tres años se encontró viviendo con sus padres en New York. En 1927, a sus seis añitos, su padre le regala un bandoneón usado, que consigue por $ 18,00 dólares en una casa de empeño. Pero, cómo conseguir un maestro de semejante instrumento en esta ciudad?… Intuitivamente descubre los sonidos apretando los botones del “fueye” que infla y desinfla, y ese será su comienzo… su gran carrera!…Pasados los años, ya en Buenos Aires, admirador de Aníbal Troilo “Pichuco”, tiene la oportunidad de agregarse a la orquesta. Después de una prueba con el “maestro”, éste le dice:
“-Ese traje no va, pibe… conseguite uno azul que debutás esta noche!…”

Qué gran despegue, muchachos!… Y qué nos recuerdan estos “maestros”, genios de la música contemporánea?… A ver?…

Salgán acompaña al dúo Martínez-Ledesma, grandes folkloristas de su época, pero, cuando resuelve desvincularse de ellos, decide que es el “Mono” Villegas quién lo reemplazará con el dúo!…

Piazzolla, íntimo amigo de Villegas, con quién ha tenido infinidad de oportunidades de tocar juntos, le dedica su tango “Villeguita”, sentido homenaje a quién es merecedor de tantas distinciones académicas musicales.

Y para terminar este breve comentario, les dejo unas líneas expresadas por otro de los grandes músicos argentinos, el virtuoso pianista y compositor de fantásticas películas y series televisivas, Lalo Schifrin:

“Estábamos comiendo y él me dijo que estaba triste e indignado con los “tangueros” que no lo reconocían -en su mérito, y siguió insistiendo con el tema. Por fin le dije:
“- Ástor, no te debe importar lo que digan ellos. Que si lo que haces es tango o no. No es tu problema: lo que vos estás haciendo es Piazzolla.”

Sin lugar a dudas tenemos una gran “cartelera” de extraordinarios músicos que han dejado para siempre sus huellas en el camino de nuestro tango. Y sería largo de mencionar la lista de artistas, creadores e intérpretes desde aquel que se considera el primer tango argentino “El entrerriano” (1897) de Rosendo Mendizábal, de la “Vieja Guardia”, hasta –por ejemplo- los nuevos “vanguardistas” temas del rosarino Lucas Querini, a quién entrevistamos recientemente en nuestro décimo “podcast” y nos impactó con su tango “El buti”.

De todas maneras, el tango seguirá siendo la música arraigada en el corazón de los argentinos y rioplatenses… y no nos engañemos, en todas partes tenemos artistas y seguidores que lo continuarán apoyando, desde Brasil a Japón, desde New York a París, y nuestro tango seguirá siendo el ídolo de la música popular!….

Desde pequeño comencé a tocar el piano… me gustaba el jazz… pero al tango lo tenía metido en el corazón!… Influencia paterna?… Y recuerdo aquellas tardes sentado a su lado, escuchando a mi viejo interpretar verdaderos “tangazos”… y después, a él, sentado a mi lado, escuchando lo que yo tocaba!…

Hasta pronto, “tangueros” amigos!…

José “Cacho” Sala
Septiembre 2, 2020

0 Comments

Leave a comment

>